Feeds:
Entradas
Comentarios

¿La vida tiene sentido?

 No faltan respuestas: religiosas, morales, políticas: «la vida es la ejecución de una comedia, o de una tragedia, escrita por un idiota». Pero tampoco faltan quienes no encuentran satisfactorias tales respuestas y llegan a dudar de la consistencia de las preguntas: «¿acaso tiene la vida sentido?» «¿no es la vida un sin sentido, incluso un contrasentido, puesto que acaba indefectiblemente con la muerte?»

¿Es que somos pura materia encuadrada en el universo y nuestra única misión es parsar por aquí o por el contrario hay algo que haga que nuestra vida tenga sentido?

 

 

Según la filosofía, hay tres respuestas para esta pregunta:

  • Sentido trascendente: Se trata de un sentido que rebasa la muerte. Esta es, en general, la posición de las religiones.
  • Sentido inmanente: La existencia tiene sentido y valor pero la muerte supone el límite de todo.
  • No hay sentido: Se afirma que la existencia humana y el mundo son absurdos.

Necesidad de un sentido.

La primera fuerza o necesidad que el hombre experimenta ya desde su adolescencia, es la de encontrar un sentido a su propia vida. La voluntad de placer, de gozar de la vida, no es la fuerza fundamental del hombre, no es la que puede explicar toda la historia de la humanidad y de cada hombre en particular.

Después de ver este cómic de Romeu vemos la evolución de Betty, este personaje imaginario que pasa por distintas etapas en su vida y en cada una de ellas da un sentido a su vida.

El hombre es capaz de vivir e incluso morir por sus ideales y principios, pero no puede inventar el mismo estos ideales. No podemos como nos propones Sartre, inventar nosotros el sentido de nuestra vida. Podemos descubrirlo, no inventarlo.

Opinión personal

Pero preguntarse por el sentido en su definición más estricta carece de sentido, ya que existen tantos sentidos como personas en el mundo porque cada una de ellas encuentra el suyo o incluso no llega a encontrarlo, por tanto, podemos deducir que no tiene sentido, lo que provablemente nos lleve a una situación límite en nuestras vidas, o bien que es el que cada uno le quiera dar. Esta es la posición que tomo yo, ya que pienso que la felicidad es algo que debemos encontrar a través del día a día y de la experiencia, ya que al crecer y madurar, el sentido de nuestra existencia, lo más probable, es que se vea afectado y cambie al cambiar nuestra forma de pensar y ver la vida.

Películas relaccionadas:

La escafandra y la mariposa, dirigida por Julian Schnabel (2008)

Monty Python’s The Meaning of Life, dirigida por Terry Jones

21 gramos. La pregunta por el sentido de la vida, dirigida por Alejandro González Iñárritu (2003)

Anuncios